Grupo Emerita Blog | Desarrollos inmobiliarios

Rentas vacacionales: Los nuevos viajeros y el adiós a los hoteles

Hace diez años, nadie hubiera imaginado que sería posible reservar hospedaje en línea y llegar a una habitación en casa de algún host y viviendo como un verdadero local. Hoy, no solo eso es posible, sino que también se ha convertido en una oportunidad de negocio al aumentar la rentabilidad de un inmueble.

Anteriormente, la idea de vacaciones siempre venía acompañada de hotel, pero actualmente, las rentas vacacionales son un nuevo tipo de hospedaje que ofrece una experiencia distinta a la de un hotel convencional y que ha venido a facilitar las reservaciones de millones de huéspedes alrededor del mundo.

Los hábitos de las nuevas generaciones ya no son los mismos que las de antes y la tecnología es una de las principales causantes. En la actual aldea global, la forma en que la sociedad se relaciona depende en gran medida de su conexión a internet, vivimos en una era en la que es posible trabajar desde casa con sólo una computadora, ordenar comida a través de una aplicación, cerrar negocios millonarios en una videoconferencia, en este contexto, no es de extrañarse que también sea posible reservar algunas noches para dormir y vivir en la casa de alguien más.

Aunque hospedarse a través de un sistema como Airbnb o HomeAway, realmente puede resultar más barato que quedarse en un hotel, la decisión del viajero no es puramente presupuestal, ya que también interviene el tipo de experiencia que esté buscando, es ahí donde las rentas vacacionales han ido ganando terreno al ofrecer vivencias más abiertas a la convivencia entre los anfitriones u otros viajeros.

 

Leer más: ¿Cómo funciona el negocio de las rentas vacacionales en la Riviera Maya?

 

nuevos-viajeros-adios-riviera-maya

 

Distintos tipos de propiedades, llámense cabañas, departamentos, casas o habitaciones privadas, han demostrado poder competir con hoteles cinco estrellas, estando a la altura en cuanto instalaciones, ubicación y servicios, satisfaciendo las demandas de los usuarios con un hospedaje que es capaz de incluso superar sus expectativas.

Este mercado de rentas vacacionales ha multiplicado la cantidad de interesados en comprar para rentar como una estrategia de inversión, ya que el mercado abarca todo tipo de viajeros; mochileros de todo el mundo, trabajadores freelancer, hombres y mujeres de negocios, personas retiradas, etc.

De esta forma, se crean comunidades que difícilmente se formarían entre los muros de un hotel. Las rentas vacacionales son un ejemplo de la llamada sharing economy, un modelo donde el uso compartido de activos genera ingresos y reduce las compras que perderían valor de forma más inmediata, al no adquirir productos nuevos, sino usar los ya existentes, pero propiedad de alguien más.

"Muchas plataformas reales de economía compartida pueden construir comunidad de alguna manera". April Rinne, experta en sharing economy.

Entonces, ¿la desaparición de los hoteles es inminente?... No precisamente, si bien es cierto que se han visto obligados a compartir mercado con otras plataformas online, siguen manteniendo un mercado fuerte. Incluso Airbnb ha buscado diversificar su negocio e incluir en su oferta habitaciones de hotel directamente, tal como ya sucede en países como Estados Unidos y España.

 

Ver infografía: ¿Cuánto cuesta un departamento en Tulum?

 

nuevos-viajeros-adios-hoteles-tulum

 

De acuerdo a información de Next Billion, Airbnb ofrece alrededor de 4 millones de alojamientos en 191 países, lo que supera la cobertura de cualquier cadena hotelera. De hecho, se espera que para 2021, el número de usuarios de la plataforma llegue a 86.5 millones sólo en Estados Unidos.

Otro dato interesante es el hecho de que el mercado turístico ha demostrado tener un potencial único cuando se trata de impulsar el desarrollo en algunas naciones, siendo una de las principales fuentes de ingresos e incluso en algunos casos puede representar más del 25% del PIB nacional.

Hablando del caso exclusivo de México, las rentas vacacionales en la Riviera Maya y en la Ciudad de México son las más demandadas a nivel nacional y también se encuentran entre los primeros lugares de Latinoamérica. Las principales tendencias en cuanto a propiedades son los edificios compartidos de usos mixtos, hostales, condo-hoteles y apartamentos turísticos. Lo anterior significa que este tipo de inmuebles, ubicados en estas locaciones, representan una oportunidad de negocio bastante redituable para sus propietarios.

Nuevo llamado a la acción

 

Topics: Rentas vacacionales

Suscribete a nuestro newsletter